Mostrando entradas con la etiqueta nostálgicas canciones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta nostálgicas canciones. Mostrar todas las entradas

lunes, 22 de abril de 2019

Tío Alberto

Tío Alberto" es una canción de Joan Manel Serrat. Unas de las muchísimas y preciosas canciones que creó el noi del Poble Sec.
Cuando la oí por primera vez me impactó gratamente. Es sencilla y bonita de música. Algo más enrevesada de letra...
Y desde ese mismo instante me intrigó el título.
"¿Quién será ese tío Alberto?", me dije para mis adentros. Me lo repetía contínuamente y no daba con la pista hasta que un día, un amigo me dijo que era una canción dedicada al tío Alberto (Alberto Muñiz Sánchez, nacido en León en el 1938; fundador de la Ciudad de los Muchachos en Leganés).

Gitano o payo pudo ser
o un aristócrata que ayer
perdió su cetro de oro y su corona,
camina sobre el bien y el mal
con la cadencia de su vals
mitad juicio y mitad mueca burlona.

Pues sí, esos primeros versos cuadraban a la perfección con el tío Alberto el de la Ciudad de los Muchachos de Leganés. Hombre morenazo que bien podía pasar por gitano. Lo de perder el cetro y la corona lo achaqué más bien a los imperativos de la poesía.

Tío Alberto, Tío Alberto,
cató de todos los vinos
anduvo por mil caminos
y atracó de puerto en puerto,
entre la ruina y la riqueza
entre mentiras y promesas
aún sabe sonreír
Tío Alberto.

Pero algo dentro de mí me decía que no casaba totalmente esa letra con el benefactor de Leganés.
Un día comentaba con otro amigo y le decía: "No entiendo esa alusión que hace la canción a lo de que le concedieron la Orden de la Legón de Honor los de la República Francesa".

Da todo lo que puede dar
su casa está de par en par
quien quiere entrar, tiene un plato en la mesa,
pero no os cambia el cielo por
la Orden de la Legión de Honor
que le dio la República Francesa.

Entonces, mi interlocutor, que parecía estar muy puesto en todo esto y muy seguro de lo que decía, me explicó que el tío Alberto, en un río español de por aquí, por Castilla, salvó a un niño francés de ser ahogado y por eso le premió la república francesa.

Ya, más conforme, seguí embebido en la bonita canción hasta que un buen día, muchos años después, por casualidad me enteré de quién era el verdadero Tío Alberto de la canción de Serrat.

Tío Alberto
aún tiembla con los motores
las muchachas y las flores
con Vivaldi y el flamenco;
tiene de un niño la ternura
y de un poeta la locura
y aún cree en el amor,
Tío Alberto.

Resulta que ese personaje existió realmente pero no era de Leganés ni de León, sino que nació en Barcelona el 31 de enero de 1908, se llamaba Alberto Puig Palau y luchó en el bando franquita de la guerra civil y después pasó a ayudar a los anarquistas y gitanos de Barcelona. Fueron los gitanos, precisamente, los que le aplicaron el apelativo cariñoso de "tío".

Después colaboró en Francia con la Resistencia Francesa, en plena ocupación de los nazis, lo que le valió que le otorgaran el destacado galardón de la Orden de la Legión de Honor.

Por ti balsea en re bemol
agradecido el tibio sol
de este otoño que hiciste primavera,
el vaso de mi juventud
yo lo levanto a tu salud
rey del país del sueño y la quimera.

Y ya por fin todo me encajaba en la canción. Muy aficionado a las carreras de motos y de coches (sufrió dos accidentes de moto en Francia).
Muy aficionado también a las mujeres. Tuvo un romance, —entre otros muchos— con la actriz mexicana Dolores del Río.
También se relacionó con Ava Gadner cuando vino a Cataluña al rodaje de la película "Pandora y el holandés errante". Se cuenta que fue él el que influyó para que se rodara aquí aquella película.

Dentro del mundillo del cine se relacionó con el cineasta español Edgar Neville y con el director de cine Gonzalo Suárez el cual le hizo representar un papelito secundario en la película "Ditirambo".
Fue también un buen benefactor de artistas de varios estilos, y ahí es donde Joan Manel Serrat, agradecido, le compuso la bonita canción en ritmo de vals peruano.

Tío Alberto
qué suerte tienes cochino
en el final del camino
te esperó la sombra fresca
de una piel dulce de veinte años
donde olvidar los desengaños
de diez lustros de amor, Tío Alberto.

El mecenas catalán Alberto Puig Palau. Gracias Serrat.
¿No es verdad que es como un bonito cuento romántico?
Pues eso mismo opino yo...

martes, 29 de mayo de 2018

más habaneras

más habaneras     ►►►VIENE DE AQUÍ◄◄◄
En la temporada veraniega, son muchos los lugares de España que rienden un culto singular al cántico de las habaneras, esas bellas canciones de ida y vuelta entre España y Cuba. Y aquí, en mi pueblo, no queremos ser menos y para este verano (agosto 2018) estamos preparando este ramillete de nuevas habaneras junto a las que ya cantamos el verano pasado en el Parque Municipal "Alberto Sánchez".
ROSITA DE UN VERDE PALMAR https://www.youtube.com/watch?v=81I8xZQjx9Y
ROSITA DE UN VERDE PALMAR
habanera
Rosita de un verde palmar cantaba feliz
y un día dejó de cantar, dejó de reír
entonces un guayabito de un cafetal
ansioso le preguntaba: ¿Quién te hace penar?
Y triste la flor contestó mirando hacia el mar:
quien pierde su corazón no puede cantar
y el mío se lo llevó un rubio oficial
en ↑barco hacia Nueva York y no ↓volverá.

Si un marino gentil
te robó el corazón
para hacerte feliz
yo del mío haré dos
si me dîces que sí.
Y en un verde palmar
entre aromas de flores
otra vez mi canción brindaré
como un himno de amor.

Rosita de un verde palmar no sufras así,
olvida a ese rubio oficial y quiéreme a mí
que amor con amor se olvida, ya lo verás,
mis besos y mis caricias te harán olvidar.
Entonces la flor contestó mirando hacia el mar:
quien no tiene corazón no lo puede dar
y el mío se lo llevó un rubio oficial
de un ↓barco de Nueva York que no ↑volverá.

Si un marino gentil
te robó el corazón
para hacerte feliz
yo del mío haré dos
si me dîces que sí.
Y en un verde palmar
entre aromas de flores
otra vez mi canción brindaré
como un himno↓ de ↑ amor.↑........
feliz, feliz
dejó de reír
de un cafetal
penar penar
el mar el mar
no puede cantar



si un marino gentil
te robó el corazón


si me dices que sí
y en un verde palmar




así, así
a mí, a mí
ya lo verás
ol  vi  dar...
el mar el mar
no puede cantar



si un marino gentil
te robó el corazón


si me dices que sí
y en un verde palmar



AY LOLA, SI TU ME QUIERES  https://www.youtube.com/watch?v=LXN2RRfJM0s
Ay Lola si tú me quieres
voy a comprarte, voy a comprarte
una barca con velas y con sus remos
para pasearte.

Ay Lola si tú me quieres
voy a comprarte, voy a comprarte
una barca con velas y con sus remos
para pasearte.

Juntos iremos al mar
y bogaremos los dos
tú cuidarás de las velas
yo cuidaré del timón.
Y si la mar se alborota
no temas Lola, no temas Lola
que eres la preferida y la más hermosa
de entre las olas.

Vámonos a la mar, vámonos
con su dulce vaivén
vámonos a la mar, vámonos
vamos pronto mi bien
vámonos a la mar, vámonos
que la luna en su claro fulgor
estrechándote entre mis brazos
te cantaré siempre mi canto de amor,
estrechándote entre mis brazos
te cantaré siempre mi canto de amor.

LA DULCE HABANERA  https://www.youtube.com/watch?v=csvNWpfGbmQ
Hay un pueblo a orillas del mar
mensajero de eterna canción
con destellos de granos de sal
una perla que el mar fabricó.↓
Es un pueblo que invita a cantar↓
en sus playas de cá↑lido sol
y en sus noches de luna radiante
al sur de Alicante al que vaaa...
todo el mundo a soñar.

Torrevieja, Torrevieja que meces tu cuna
con dulce habaneraaa...
bello cielo, bello cielo de limpios azules
que el sol ilumina,↓
de sirenas que cantan tus noches
al murmullo de verdes palmeras
que me dicen que te quiera
…………..………..→
bello pueblo que entona en sus noches
en coro de voces la dulce habanera.

Es un pueblo que invita a cantar
en sus playas de cálido sol
y en sus noches de luna radiante
al sur de Alicante al que va
todo el mundo a soñar.

Torrevieja, Torrevieja que meces tu cuna
con dulce habanera
bello cielo, bello cielo de limpios azules
que el sol ilumina
de sirenas que cantan tus noches
al murmullo de verdes palmeras
que me dicen que te quiera
bello pueblo que entona en sus noches
en coro de voces la dulce habanera.

VIAJERA (LA NOVIA DEL PESCADOR) https://youtu.be/GkJemYawVaA
VIAJERA (LA NOVIA DEL PESCADOR)
Francisco de Val // Fernando García Morcillo
Porque ha perdido una perla
llora una ostra en el mar
porque el sol no se ha asomado
está triste el pavo real.
Porque han pasado las horas
y la barca no llegó
está llorando en el puerto
la novia del pescador.

Por todo lo que más quieras,
dime que sí
por tu madrecita buena,
dime que sí
que me vas a querer tanto,
dime que sí
que me vas a querer tanto,
como yo te quiero a ti.
Mañana cuando te alejes
viajera de mi ilusión
qué voy a hacer si contigo
te llevas mi corazón.
Si una ostra está llorando
porque una perla perdió
qué harán mis ojos mañana
cuando me digas adiós.

Por todo lo que más quieras,
dime que sí
por tu madrecita buena,
dime que sí
que me vas a querer tanto,
dime que sí
que me vas a querer tanto,
como yo te quiero a ti.

A LA ORILLA DE UN PALMAR https://www.youtube.com/watch?v=4h2ZG7t4tyo
A LA ORILLA DE UN PALMAR
Manuel María Ponce Cuellar
A la orilla de un palmar
yo vi de una joven bella
su boquita de coral
sus ojitos dos estrellas.
Al pasar le pregunté
que quien estaba con ella
y me respondió llorando:
"sola vivo en el palmar".

Soy huerfanita, ¡ay!,
no tengo padre ni madre
ni un amigo, ¡ay!,
que me venga a consolar.
Solita paso la vida
y solita voy vengo
y solita me entretengo
como las olas del mar.

Soy huerfanita, ¡ay!,
no tengo padre ni madre
ni un amigo, ¡ay!,
que me venga a consolar.
Solita paso la vida
y solita voy y vengo
y solita me entretengo
como las olas del mar.

BEBER, BEBER (habanera vasca) https://youtu.be/e3ZIqE-eqvQ
BEBER, BEBER
Baldomero Álvarez Miota  //  Jesús Ibarra Ansótegui (LOS CHIMBEROS)
Donde estuvistes anoche
que tienes tan mala cara,
estuve tomando vinos
¡hasta!
las seis de la madrugada.

Beber, beber,
beber es un gran placer
el agua para lavarse
y pa las ranas que nadan bien.

Ahora que ya estamos solos,
ahora que nadie nos ve,
beberemos un buen vino
lo mismo hacía Matusalén.

Beber, beber,
beber es un gran placer
el agua para lavarse
y pa las ranas que nadan bien.

Cada vez que te emborrachas Manuel
tú vienes en busca mía, Manuel
ojalá te emborracharas, Manuel
todas las horas del día Manuel.
Ay Manuelito, Manuel,
ay Manuelito Manuel.

Vivan las cañas de vino,
viva la gente cañera
viva todo aquel que diga:
¡Aupa!
Salga el sol por donde quiera.

--------RECITADO---------
Antes cuando no nos conocíamos,
bebíamos
y cuando nos conocimos, bebimos
y ahora que nos conocemos, bebemos
pues bebamos...
hasta que no nos conozcamos.

Beber, beber,
beber es un gran placer
el agua para lavarse
y pa las ranas que nadan bien.
Y hasta aquí la selección de habaneras para estrenar este verano del 2018. ¡Adiós!

sábado, 19 de agosto de 2017

la habanera

Hoy quiero abordar algunos aspectos curiosos e interesantes sobre este tipo de canciones.
La habanera es un estilo de música que tuvo su origen en Cuba a principios del siglo 19, aunque con raices musicales de varios ritmos españoles como el tanguillo, las segudillas manchegas y las jotas. Por eso se las agrupa dentro de los cantes "de ida y vuelta".
Los intercambios culturales entre Cuba y España trajeron hasta nosotros este estilo musical de la mano de soldados, marineros y clérigos.


Es la habanera como una fresca y olorosa brisa de mar que acaricia y envuelve, llegando directamente hasta lo más profundo de los sentidos, de los recuerdos, de las añoranzas. El dulce balanceo de su ritmo nos incita a movernos al son de su música.

En muchas letras de habaneras se evocan los amores entre las cubanas y los españoles.
Se habla del mar/la mar, de las olas, de barcos veleros, de bellísimas mulatas, de añoranzas, de amores abandonados o imposibles, de playas de fina arena con aguas azul-turquesa, de palomas, golondrinas y gaviotas; de cálidas noches tropicales. De todo lo bello que la imaginación de los compositores ha sido capaz de impregnar en este tipo de canciones.
Las habaneras también se colaron en el género lírico de las zarzuelas y de las óperas.
En la ópera "Carmen" con música de Georges Bizet suena la habanera "El amor es un pájaro rebelde", su nombre popular es "la habanera de Carmen".

En España, las habaneras, principalmente se cultivan en CATALUÑA y en el PAÍS VASCO. También, en todo el LEVANTE. Pero más atinado sería decir que en toda España.

            ♦ Torrevieja (Alicante)
            ♦ San Vicente de la Barquera (Cantabria)
            ♦ Valverde del Camino (Huelva)
            ♦ Calella de Palafrugell (Gerona)

...organizan cada año importantísimos festivales de habaneras.

Existe una bonita habanera titulada AQUELLA MURCIA. A ella la tengo un cariño muy especial.
A su autor Agustín Sánchez Martínez le conocí a través de Internet hacia el año 2001 y desde entonces iniciamos una amistad cibernética muy intensa.
Un día, hará 11 ó 12 años, me mandó por correo clásico un disco en el que, entre otras creaciones suyas, venía la bonita habanera AQUELLA MURCIA, letra y música compuesta por él. Orquestada y cantada por su hijo Agustín Sánchez López.
Se trata de un polifacético y prolífico artista, actividades entre las que se encuentran: la pintura, la fotografía, la talla en madera, la música, la literatura (en prosa y en verso) y la cinematografía amateur.
Es un gran enamorado, conocedor y divulgador del panocho, ese típico habla de la huerta murciana.
Hace 2 años, en el verano de 2014 hicimos una excursión y en Murcia nos pudimos conocer personalmente y darnos un fuerte abrazo en la plaza de la catedral (Plaza del Cardenal Belluga).
En el argumento de esta bonita habanera, Agustín deja reflejado con mucho arte y belleza, la forma de conocer y enamorarse de su Josefina (Sefy) y describe los lugares más emblemáticos de su querida Murcia.

AQUELLA MURCIA
habanera
Agustín Sánchez Martínez – (Murcia 9-1-1938—9-6-2016)

Aquellos tiempos que ya pasaron
son ya imposibles de revivir
oh vieja Murcia de mis recuerdos
donde aquel día nenica mía te conocí.
En el Romea Marcos Redondo con “La Parranda”
y en el casino después tomamos juntos café
y entre las frondas allá en el parque de Ruiz Hidalgo
juntico al río cariño mío mi amor juré.

Por el malecón cogidos de la mano
al verte reír la huerta floreció
los jazmineros abrieron copos de blanca nieve
y el incensario de los galanes nos perfumó.

Por el malecón cogidos de la mano
la tarde feliz despacio declinó,
un sol de rojo pintó en el Huerto de los Cipreses
y bajo el palio de unas palmeras te besé yo.

Por Traperías nos paseamos
y en la alta torre cantó el reloj,
por la glorieta fuimos al puente
la Virgencica de los Peligros nos sonrió.
Cuando en domingo para ir a misa nos encontramos,
qué guapa vas al entrar con velo en la catedral
luego en galeras para la plaza a ver los toros,
son mil recuerdos que el alma guarda para soñar.

Por el malecón cogidos de la mano
al verte reír la huerta floreció,
los jazmineros abrieron copos de blanca nieve
y el incensario de los galanes nos perfumó.

Por el malecón cogidos de la mano
la tarde feliz despacio declinó
un sol de rojo pintó en el Huerto de los Cipreses
y bajo el palio de unas palmeras te besé yo.

Y bajo el palio de unas palmeras nació el amor.
Amorrrrrr.........


LA GOLONDRINA
Estamos ante una mágica y mítica canción. Esta habanera tiene una historia muy bonita, muy profunda y muy antigua. Sus raíces podemos decir sin exagerar que se remontan a más de 4 siglos atrás, (hacia el año 1568), aunque la creación de esta habanera está fechada en México en el año 1862.

Fue en el año 1568 cuando en una expulsión de los moriscos de las Apujarras granadinas, Aben Humeya, altamente dolido por la expulsión de su patria a que era forzado, escribió un bonito y nostágico poema.  En ese poema escrito en árabe, original del último rey abencerraje de las Alpujarras (Granada),  éste versificaba con nostalgia la despedida de su tierra. El poema fue traducido del árabe y resultó esta bonita poesía:

Al dejar Aben Humeya
por siempre a su amada patria,
a cada paso que da
el rostro vuelve y se para;
mas al perderla de vista,
las lágrimas se le saltan;
y en estos tristes acentos
despídese de Granada:
«Adiós, hermoso vergel,
tierra del cielo envidiada,
donde por dicha nací,
donde morir esperaba;
de tu seno y de mi hogar
mi dura estrella me arranca;
y me condena a vivir
y a morir en tierra extraña...
Y pues por última vez
te miro en hora menguada,
¡Adiós, Granada, por siempre!
¡Adiós, patria de mi alma!...»
«Una y otra primavera,
errando triste en la playa,
las golondrinas veré
dejar la costa africana,
cruzar el mar presurosas,
tender el vuelo a Granada,
y el nido tal vez labrar
en el techo de mi casa...

¡Ay, cuánta envidia os tendré,
avecillas fortunadas,
y cuán gozoso mi suerte
por vuestra suerte trocara!
Mas vuestra misma ventura
vendrá a renovar mis ansias,
sin que en la vida me quede
ni consuelo ni esperanza...»
Calló el moro; dio un suspiro;
y al trasponer la montaña,
por última vez repite:
«¡Adiós, patria de mi alma!...»
La poesía llevaba esta dedicatoria al final:   «AL OBJETO DE MI AMOR SUBLIME».

La letra de la habanera LA GOLONDRINA fue escrita por el vasco Niceto Zamacois y la música es del mexicano hijo de catalán, Narciso Serradell Sevilla en el año 1862. Por lo tanto, aunque es una habanera mexicana, tiene profundas raíces españolas.
La letra tiene un inconfundible parentesco con el poema que escribió Abén Humeya.
LA GOLONDRINA
habanera
letra: Niceto de Zamacois
música: Narciso Serradell Sevilla

Adónde irá veloz y fatigaaada
La golondrina que de aquí se vaaa
Oh, si en el vieento se hallará extraviaaada
Buscando abrigo y no lo encontrará
Junto a mi leeecho le pondré yo su niido
En donde pueda la estacioón pasaaar
También yo estoooy en la región perdiido
Oh cielo santo y sin poder volar

Dejé también mi patria idolatraaaada
Esa mansión que me miró naceeeer
Mi vida es hooy errante y angustiaada
Y ya no puedo a mi mansión volver
Ave queriiida, amada peregriina
Mi corazoón al tuyo acercaréee
Oiré tu caanto, oh bella golondriina
Recordaré mi patria y lloraré…
Observa cómo, en acróstico, se lee: «AL OBJETO DE MY AMOR» que es casi igual a la dedicatoria del poema de Aben Humeya.
(Eso se consigue leyendo de arriba a abajo las iniciales de cada verso).
Estamos ante una habanera preciosa que en México, su país de nacimiento, la tienen considerada como el himno oficial de las despedidas sentimentales.

Existe otra versión de la habanera LA GOLONDRINA. Esta es más española compuesta por el músico torrevejense José Pagán López (1916—2009).
Se ve venir por la costa africana
la golondrina hacia España volar,
adónde va tan alegre y ufana
a hacer su nido; en mi casa lo hará.
Si acaso vas, golondrina dichosa,
a hacer tu nido donde yo tanto amé,
dile a mi amada que no sufra ni llore,
que yo jamás, jamás la olvidaré.

Mansión de amor, celestial paraíso,
nació en mi pecho y mi dicha soñé;
voy a subir a las altas regiones
donde feliz, feliz siempre seré.
¡Golondrina!


QUÉ TIEMPOS AQUELLOS. Habanera.
Estamos ante un buen ejemplo de cómo el estilo de las habaneras se colaron también en la zarzuela.
En la zarzuela "La del manojo de rosas" del músico vasco Pablo Sorozábal, en esa parte donde dialogan cantando sus protagonistas Joaquín y Ascensión. En ese diálogo recuerdan y evocan aquellos tiempos en que eran más jóvenes y estaban enamorados, y ya se sabe “donde hubo fuego, cenizas quedan”.
QUÉ TIEMPOS AQUELLOS
habanera
(de la zarzuela "La del manojo de rosas")
letra: Francisco Ramos de Castro y Anselmo C. Carreño
música: Pablo Sorozábal

¿Recuerdas el día
que nos conocimos?
Si acaso volviera...
No puede volver...
¡Qué tiempos aquellos!
¡Qué tiempo perdido!
¡Qué tiempo querido!
¡Qué pronto se fue
para ya en la vida
jamás volver!
Estás hoy más guapa.
Pues no lo sabía.
Si yo me atreviese...
¿El qué me dirías?
Que yo soy muy poco.
Me estás ofendiendo.
Es que...
                No termines.
Es que...
                No tienes arreglo.
¡Qué tiempos aquellos!
¡Qué tiempo perdido!
¡Qué tiempo querido!
¡Qué pronto se fue
para ya en la vida
jamás      vol ver!


También en la zarzuela "LUISA FERNANDA" se canta una habanera que todos conocerán:
LA CANCIÓN DEL SABOYANO
(más conocida por EL SOLDADITO)
letra de Federico Romero Sarachaga y Guillermo Fernández-Shaw Iturralde
música de Federico Moreno Torroba

Marchaba a ser soldado
cuando al mozo le salió a despedir
la moza que le amaba
y que quería con él partir.
—Anda con Dios, soldadito
que a las banderas te vas
yo te prometo y te anuncio
que vas a ser general.
Y el soldadito le contestaba:
—Paloma mía, yo he de volver
y en nuestra boda serán mis arras
los entorchados de brigadier.
Y allá se queda, sobre un ribazo,
con el pañuelo diciendo adiós…….
la prometida del soldadito,
hasta que apenas se ven los dos.


No vuelve el soldadito;
ya diez años que del pueblo salió.
No cumple a la mocita
la palabra que la empeñó.
Y ella le aguarda pensando
que si no ha vuelto es quizá
para venir con la faja
de capitán general.
El soldadito no la contesta
cuando le escribe cartas de amor,
y ella está triste, la pobrecita,
porque sospecha que se murió.
¡Quien le dijera que el soldadito
sueña en los brazos de otra mujer…..
y que en su boda fueron las arras
los entorchados     de      brigadier!

Bonita es también esa habanera cantada en catalán que se titula LA GAVINA:
LA GAVINA
autor Frederic Sirés y Puig

Oh gavina voladora
que volteges sobre el mar.
I al pas del vent mar enfora
vas voltant fins arribar
a la platja solellada.
Platja de dolços records
on dia i nit hi fa estada
la nina dels meus amors.

Quan la vegis sola
prop la quieta onada
don-li la besada
que li envio més fervent.
Digues-li que sento
dolça melangia
i que en ella penso
en tot moment.

Oh si igual que tu gavina
el mar pogués jo travessar
fins arribar a la platja
on tan dolç és recordar
i veure la imatge bruna
en el seu bell despertar
de la nina que entre somnis
és tan grat d'acariciar.

Quan la vegis sola
prop la quieta onada
don-li la besada
que li envio més fervent.
Digues-li que sento
dolça melangia
i que en ella penso
en tot moment. 
LA GAVIOTA
(traducción al español)

Oh, gaviota voladora,
que revoloteas sobre el mar,
y al paso del viento mar afuera
das vueltas hasta llegar
a la playa soleada
playa de dulces recuerdos,
donde vive día y noche
la niña de mis amores.

Cuando la veas sola
junto a la tranquila ola,
dale este mi beso
que le envío más ferviente.
Dile que yo siento
dulce melancolía,
y que en ella pienso
en todo momento.

¡Oh, si al igual que tú gaviota
pudiera atravesar el mar,
hasta llegar a la playa
de tan dulces recuerdos
y ver la imagen morena
en su bello despertar
de la niña que entre sueños
es tan grato acariciar.

Cuando la veas sola
junto a la tranquila ola,
dale este mi beso
que le envío más ferviente.
Dile que yo siento
dulce melancolía,
y que en ella pienso
en todo momento. 


En cuanto tenga un huequito de tiempo sigo con esto tan apasionante de LAS HABANERAS.  Hasta pronto... ... ... ... ... .....

martes, 8 de septiembre de 2015

2 canciones gemelas

En el mundillo de la música ligera existen algunas curiosidades en cuanto a canciones de aquella década prolífica y prodigiosa de los años 60. Hoy me quiero referir a una canción que tiene dos versiones, las dos a cual más exitosas.
Es la canción titulada "Mi gran noche" compuesta por el gran creativo italo-belga Salvatore Adamo.
Resulta que tras del gran éxito obtenido por la canción original, se vio obligado a grabarla en varios idiomas, entre ellos el español.
Aprovechando el gran éxito de la canción original, es casi seguro que vino un día el prolífico creativo de letras de canciones, Rafael de León, y respetando escrupulosamente la música de Adamo, metió una letra diferente para que —con arreglos musicales de Manuel Alejandro— la grabara el gran Raphael.
MI GRAN NOCHE (Música: Salvatore Adamo / Letra en español: Jorge Córcega) https://youtu.be/Pq1FQA3DruI
Aqui tenemos la otra versión de "Mi gran noche" letra de Rafael de León https://youtu.be/IZFes__7cMA
Y aquí debajo la letra de Salvatore Adamo (en fondo verde) cantada por su autor y la letra que canta Raphael (en fondo azul clarito). Para cada cual queda la tarea de manifestar su predilección por una u otra versión. Para mí, las dos canciones tienen una gran calidad y atractivo especial. No sabría con cuál quedarme. Será porque a las dos conocí cuando tenía diecitantos años.
MI GRAN NOCHE
Cansado ya de aguantar a papá
decidí emanciparme,
y lo hice así una noche salí
dispuesto a desahogarme,
a un dancing fuí con mi traje caqui
de color verde lino,
mi noche fue, más que un trompo bailé
y perdí casi un kilo.

---ESTRIBILLO---
Bailé con chicas que estaban muy bien
que a uno le ponen mal,
pero ellas vieron que yo era también
un tipo fenomenal.

Como palomas a mi alrededor
las vi revolotear,
aquella noche yo fui el cazador
y el amo del palomar
y sucedió que más de una cayó
en su propia emboscada,
el caso fue que las hipnoticé
con sólo una mirada.
Y qué iba a hacer, me dejaba querer
y seguír el antojo
y bien después con los aires de un juez
las miré de reojo.

---ESTRIBILLO---
Bailé con chicas que estaban muy bien
que a uno le ponen mal,
pero ellas vieron que yo era también
un tipo fenomenal.

Ya son las tres, estoy solo en el bar
camarero otro whisky,
haga el favor, quiero continuar
aunque yo no estoy triste.
Quiero otra vez el poder fabricar
los más bellos ensueños,
puedo pagar, un obrero yo soy,
otra copa y me marcho.

---ESTRIBILLO---
Bailé con chicas que estaban muy bien
que a uno le ponen mal,
pero ellas vieron que yo era también
un tipo fenomenal.
Hoy para mí es un día especial
pues saldré por la noche
podré vivir lo que el mundo nos da
cuando el sol ya se esconde,
podré cantar una dulce canción
a la luz de la luna
y acariciar y besar a mi amor
como no lo hice nunca.

---ESTRIBILLO---
Qué pasará, qué misterio habrá
puede ser mi gran noche
y al despertar ya mi vida sabrá
algo que no conoce.

Caminaré abrazado a mi amor
por las calles sin rumbo,
descubriré que el amor es mejor
cuando todo esta obscuro.
Y sin hablar nuestros pasos irán
a buscar otra puerta
que se abrirá como mi corazón
cuando ella se acerca.

---ESTRIBILLO---
Qué pasará, qué misterio habrá
puede ser mi gran noche
y al despertar ya mi vida sabrá
algo que no conoce.

Será, será esta noche ideal
que ya nunca se olvida,
podré reír, y cantar y bailar
disfrutando la vida.
Olvidaré la tristeza y el mal
y las penas del mundo
y escucharé los violines cantar
en la noche sin rumbo.

---ESTRIBILLO---
Qué pasará, qué misterio habrá
puede ser mi gran noche
y al despertar ya mi vida sabrá
algo que no conoce.
Qué pasará, qué misterio habrá
puede ser mi gran noche...
... .... .. .... . . ....... .... ..  .... ..

Se trata de un caso muy paralelo a otras dos canciones gemelas de los mismos artistas: Adamo y Raphael. Me estoy refiriendo a "La noche", aunque en este caso no hay un Rafael de León por medio ya que letra y música son idénticas en ambas versiones.
"La noche" fue compuesta por el cantante Salvatore Adamo en el año 1965. Existió una versión en francés y otra en español.
Jorge Córcega es un letrista español —coetáneo de Rafael de León— que fue el que ha traducido y adaptado casi la totalidad de las canciones de Adamo al idioma español.
La versión grabada por Raphael me atrae un poco más, si cabe, porque al final hace una original demostración de 'locura' en línea con lo que se dice en la letra: "La noche, me hace al volver, enloquecer".
LA NOCHE de Salvatore Adamo https://youtu.be/XvPQRAfDGJU
  
LA NOCHE cantada por Raphael https://youtu.be/AbivPaYL7tI


LA NOCHE

Tu amor de noche me llegó
y un claro día se me fue
maldigo el sol que se llevó
tus juramentos y mi fe.

Tu amor el día me hace odiar
la noche apaga mi rencor
porque ella viene a recordar
que no soy nada sin tu amor

la noche
me hace al volver, enloquecer

la noche calma mi ansiedad
porque te espero y creo en ti
que me atormentas sin piedad
que lo eres todo para mí.

De noche sueño en nuestro ayer
y cuando  llega el despertar
yo te maldigo sin querer
y es que te quiero a mi pesar.

la noche
me hace al volver, enloquecer

En vano aliento mi rencor
y espero el día para odiar
la noche me hace recordar
que no soy nada sin tu amor.

la noche
me hace al volver, enloquecer...
... .... .. .... . . ....... .... ..  .... ..
Son curiosidades que se dan en lo que yo he dado en llamar «Canciones gemelas» (o canciones mellizas) y ►AQUÍ◄ hay otro buen ejemplo de ello.


jueves, 25 de septiembre de 2014

al oír una bella melodía

Dice la letra de una canción compuesta por el Dúo Dinámico Mario Sellés Roig / Miguel Portolés González (letra) y la música de Manuel López Quiroga Miquel; ("Cada cual"):

Al oír una bella melodía
cada cual siente un poco la emoción
de recuerdos que viven todavía
y que guarda en secreto el corazón.
Puede ser una tarde junto al mar,
unos brazos de mujer
o un adiós sentimental;
el soldado que nunca más volvió
o el pueblito que dejó,
lo que evoca cada cual.

"Cada cual" canta Raphael http://www.youtube.com/v/CDzZ8GAxnMs
¡Y qué verdad es! Al oír una bella melodía se pone en marcha la imaginación y nos transportamos con el deseo a ese lugar idílico que reflejan las canciones. Son producto de la prodigiosa y desbordante imaginación de los letristas y de los creativos del mundo de la canción, pero que logran esa magia de hacérnoslas vivir en nuestras imaginaciones o ensoñaciones.
Al final, todo es más prosaico; menos romántico. Pero nadie me negará que hay canciones que cuentan historias que te hacen viajar con el pensamiento, que te transportan y te hacen vivir o soñar algunos de sus bellos argumentos.

Algo así me ha ocurrido a mí bastantes veces. Algo así, —a pesar de todo— me sigue ocurriendo. No escarmiento. ¿Seré un iluso! Tienen algunas canciones un no sé qué que parece que están basadas en pasajes de nuestra propia vida.
Por eso, al escucharlas desde la primera vez, las hacemos nuestras; nos encariñamos con ellas. Pero..., ¡cuidado!, que las canciones de las que hablo están situadas en la década de los años 60. La década prodigiosa. (Prodigiosa al menos para mí que tenía ente 14 y 23 años).
De aquella década que fue la más prolífica en canciones de todo el siglo XX. De aquella década en la que ahora se acusa cariñosamente al DÚO DINÁMICO de tener el raro record del fomento de la natalidad por aquellos años. Porque ¿qué pareja no se ha reconciliado con el "Perdóname"? ¿Qué chico no le cantó al oído a su chica alguna vez aquello de "15 años tiene mi amor"? ¿Quién no lloró con aquella de "Perdóname"?

Tal sortilegio han ejercido sobre mí los argumentos de muchas de esas canciones, que cuando me casé, nos fuimos de luna de miel a la típica isla de los recién casados: a Mallorca. Yo nunca se lo había confesado a mi novia y luego reciente esposa, pero de siempre me había subyugado aquella bonita canción
 LAS CHICAS DE FORMENTOR
Las chicas, las chicas de Formentor
cantan y ríen; ríen y bailan;
las chicas, las chicas de Formentor
sólo, sólo piensan en el amor.
Movido por el argumento de aquella mítica canción, en aquél viaje de novios a Mallorca, lo primero que hicimos es alquilar un coche en Palma e irnos derechitos hasta el cabo de Formentor, al extremo norte de la isla. A la punta opuesta. Llegué allí y no vi nada más que un gran cabo con un gran acantilado. ¡Qué decepción! ¿Se me creerá si digo que no vi ni una sola chica cantando, riendo, bailando, soñando... ni nada de nada? Sólo acantilado rocoso y mar, mucho mar. Me acerqué a unas humildes casuchas de pescadores y a uno que estaba reparando las redes de pesca le pregunté por las chicas de Formentor. Me miró con cara de extrañeza y en un puro mallorquín que apenas entendí, creí deducir que me decía que por allí sólo quedaba un puñadito de viejos pescadores.

Pues no escarmenté. Algo así me pasó también con los niños del Pireo. Unos años después, mi esposa y yo nos apuntamos a una excursión por Macedonia y Grecia, con la secreta intención de visitar el puerto del Pireo, ilusionado por aquella canción en ritmo de sirtaki que fue el tema musical de la película "Never on Sunday" ("Nunca en domingo") del año 1960; dirigida por Jules Dassin y protagonizada porsu esposa Melina Mercouri. La música de esa canción es del compositor griego Mános Chatzidákis y le fue otorgado el premio Óscar 1960 a la mejor música y canción original y el premio del Festival de cine de Cannes 1960 a la mejor actriz (Melina Mercouri).
Melina Mercouri canta en griego  Ta pedia tou Pirea  http://www.youtube.com/v/VcTdvBr30xY  que en español se tituló Los niños del Pireo.
"Los niños del Pireo" canta en español José Guardiola - http://youtu.be/djtgR4tmVgs

El cielo inunda con su azul
un navío, dos navíos,
tres navíos sobre el mar
las golondrinas al piar
una aquí, dos allá,
tres allí presagian paz
los remos de una embarcación
uno dos, uno dos,
quieren echarse a volar
y alegres cantan su canción
un muchacho, dos muchachos,
tres muchachos junto al mar.
Este es mi puerto,
en un rincón del mundo
en donde en un segundo
tú puedes ser feliz
y en este puerto,
puerto de mis deseos
los niños del Pireo
hoy cantan para mí.
Se ve en el muelle pasear
una niña con un niño
como ayer fuimos tú y yo
cogidos de la mano van
di cuál es, di cuál es,
cuál es su conversación.
Yo sé que harán de nuestro amor
otro amor, y mil más
bajo el cielo tan azul
y ante este puerto jurarán
algo igual, algo igual,
a lo que juraste tú.

----- intermedio musical -----

Se ve en el muelle pasear
una niña con un niño
como ayer fuimos tú y yo
cogidos de la mano van
di cuál es, di cuál es,
cuál es su conversación
yo sé que harán de nuestro amor
otro amor, y mil más
bajo el cielo tan azul
y ante este puerto jurarán
algo igual, algo igual,
a lo que juraste tú,
a lo que juraste tú,
a lo que juraste tú.
a lo que juraste tú.......

Escuchaba este bonito sirtaki y me entraban enormes deseos de ir al puerto del Pireo para conocer a esos niños tan enamoradizos.
En aquellas vacaciones de agosto de años atrás, pude ver mi deseo cumplido. Llegué al puerto griego de El Pireo y..., ¡vuelta a decepcionarme! Por el puerto ateniense del Pireo no vi ni un solo niño cogido de la mano de una niña... ni sueltos siquiera. Se me cayó el alma al sótano. No me dieron ganas de preguntar a nadie porque mis sueños de muchos años no coincidían para nada con aquella realidad. Un bosque de grúas; montañas de contenedores; grandes buques cargueros; algunos malolientes, oxidados, olvidados, y suciedad, mucha suciedad (en el muelle y en el agua). No es posible que por allí hubiera pasado ningún niño cogido de la mano de ninguna niña. Y mucho menos... que nadie por allí vaya hablando de amor.
El puerto aquel estaba lleno de suciedad, de mercancías amontonadas de todo tipo. Aquello era la antítesis del romanticismo que se intuía al escuchar el bonito sirtaki. Estas cosas pasan con las canciones. Describen un ambiente idílico y luego vas y... ¡Zas! te das un cabezazo contra el muro de la cruda realidad; y te despiertas.

Pero yo no escarmiento, y otro año, también con las vacaciones de agosto, me apunté a una excursión organizada por Roma. Una vez allí, en cuanto tuve la más mínima ocasión de escabullirme del grupo, me fui preguntando a trancas y barrancas en dónde estaba la Plaza España.
"Las muchachas de la Plaza  España" (canta Lucho Gatica) http://www.youtube.com/v/xoesjQkk5a4 
Las muchachas de la Plaza España
son tan bonitas
con sus juegos, sus cantos alegres
y sus sonrisas.
Son millares de mariposas de mil colores
más hermosas que las flores.
Cuántos sueños hay en sus ojitos
resplandecientes;
su mirada es más dulce y suave
que un beso ardiente.
Con sus caras y su aire ingenuo
de virgencitas,
las muchachas de la Plaza España
son tan bonitas.

Subí y bajé varias veces la larga escalinata; miré aquí y allá y no pude ver ni una sola muchacha.
Claro que mi 'yo' intentó calmarme la decepción diciéndome: "¡Pero hombre...! ¿no te das cuenta la hora que es? A las 3 de la tarde, en un mes de agosto y en Roma, no hay manera de ver a muchachas ni a nadie paseando por aquí". Pero no cambiaré. Soy cosa perdida. Pensando en esto que a mí me pasa con las canciones, me acuerdo y me compadezco de los crédulos o creyentes; de los que creen en cosas inexistentes y portentosas sólo porque lo relata el gran "cuento de los cuentos" o un predicador o una echadora de cartas. Por eso, aquellos días en que mi esposa y yo celebrábamos "las bodas de plata", nos fuimos un fin de semana a París. Yo fui con el reclamo y la ilusión de pasear bajo los puentes del Sena, tal como lo relataba aquella bonita canción compuesta en el año 1936 por los letristas Rafael de León y Salvador Valverde, y la música del maestro Quiroga titulada
"
Bajo los puentes del Sena" - canta  Lilián de Celis  http://www.youtube.com/v/BmehrNbvU1w  Nos embarcamos en un bateaux bus (batobus) y fuimos pasando bajo uno, dos, tres..., ¡yo qué sé cuántos puentes! Y aunque lo pasamos muy bien en aquella excursión, yo nunca vi ninguna pareja de bohemios que por la noche, refugiados bajo alguno de los puentes, se dijeran: «ma petite chérie, je n'ai pas d'argent». (ma petí xeguí, ye ne pá daryant) = "mi pequeña querida, yo no tengo dinero". ¡Qué desilusión! Otro día, ya más reciente, cuando pasaba unos días veraniegos en la playa de Matalascañas, me planté en el Coto Doñana porque según unos planos muy minuciosos que yo tenía sobre la Baja Andalucía, me indicaba que allí estaba el CORTIJO DE LOS MIMBRALES, canción que estrenó en el año 1949, el cantaor flamenco  "El Príncipe Gitano".
"
Cortijo de los Mimbrales" - canta "El Príncipe Gitano" - http://www.youtube.com/v/GR2MkpU1JG0
Cortijo de "Los Mimbrales"
(Antonio García Padilla "Kola" — Luis
Palomar Dapena — Manuel López Quiroga)
         (Zambra-pasodoble)


Brilla en toa la marisma como un lucero
el famoso cortijo de los Mimbrales,
donde en medio de toros y de vaqueros
se quisieron de niños los dos chavales.
Cuando pasa la luna por el cerrao
y en el campo se abren las campanillas,
canta así el vaquerillo desde el cercao
a la chiquilla...

Cortijo de los Mimbrales
en la llana Andalucía,
entre breñas y jarales
guarda una perla escondía.
En la marisma huelvana,
cuna de bravos vaqueros
al despuntar la mañana
me besó... ay, ay,
la que más quiero.

Pa la fiesta campera tool señorío
se ha juntao en el cortijo de los Mimbrales,
y lució el vaquerillo su poderío
derribando a los toros y a los erales.
Y pa hablarle de amores
fue un ganaero
a la niña bonita del vaquerillo,
que cegá por el brillo de su dinero
dejó al chiquillo...

Cortijo de los Mimbrales
en la llana Andalucía,
entre breñas y jarales
lloro mi ilusión perdía.
En la marisma huelvana,
cuna de bravos vaqueros
al despuntar la mañana
me dejó... ay, ay,
la que más quiero.
... ... ... ...
Pero..., ¡nada!, allí no quedaba ningún vestigio del célebre cortijo. En el sitio en donde me indicaba el plano, había un gran bosque de eucaliptos y dentro de él había un poblado abandonado que los almonteños llamaban los aguayules. ¡Y nada de vaqueros ni de breñas ni jarales! ¡Nada, nada! ¡Ay! Me conozco. Sé que no voy a escarmentar. Ya, con esta edad que tengo... A pesar de las desilusiones que me he llevado con varias de las canciones que más me transportaban a un mundo idílico, lo más parecido a un Edén, sé que volveré a caer de nuevo en la tentación. Ya me lo estoy temiendo. Ahora ya, con mucha disponibilidad de tiempo, —no tanta de dinero— me bulle por la cabeza la idea de hacer un viaje a Dinamarca para ir a ver a las chicas de Copenhague al mismo puerto de Copenhague.  Y no se lo quiero decir a nadie de mi familia, porque sé que me llamarán tonto, iluso, y se reirán mucho de mí; de mis extravagantes imaginaciones. Pero me seduce; no lo puedo evitar. Hasta que no lo compruebo por mi propio ojo, no lo puedo dejar pasar. Me atrae y mucho, poder llegar a comprobar in situ aquello que dice la canción LAS CHICAS DE COPENHAGUE. Las canciones de amor siempre han tenido para mí un raro sortilegio. No sé por qué pero esas cosas tan ensoñadoras que se evocan en ellas, me transportan y me hacen soñar y desear ir allí. Siempre he soñado con las chicas de Copenhague.  Siempre he deseado conocerlas para comprobar qué hay de verdad en lo que dice aquella canción que grabó el dúo Johnny & Charley; (sí, aquellos que inventaron el baile de la yenka). 
LAS CHICAS DE COPENHAGUE - Johnny and Charley - (1965)
Hoy no vamos a trabajar
ni tampoco vamos a descansar,
hoy es fiesta y lo que hay que hacer
es bailar la yenka hasta anochecer.
Saltando izquierda, derecha irás
adelante detrás y tres saltos más,
baila tal como lo hago yo
y harás feliz a mi corazón.
En la plaza están las chicas
de Copenhague para ti
con sus faldas de la yenka
esperando para darte el sí.
Hoy no vamos a trabajar
ni tampoco vamos a descansar,
hoy es fiesta y lo que hay que hacer
es bailar la yenka hasta anochecer.

---------- intermedio musical ----------
Hoy no vamos a trabajar
ni tampoco vamos a descansar,
hoy es fiesta y lo que hay que hacer
es bailar la yenka hasta anochecer.
Saltando izquierda derecha irás
adelante detrás y tres saltos más,
baila tal como lo hago yo
y harás feliz a mi corazón,
baila tal como lo hago yo
y harás feliz a mi corazón.
a mi corazón...... ... ... ... ...
Pero yo nunca fui a Copenhague. Y no se me va de la cabeza la idea de ir a ver a esas chicas tan amorosas. Y temo ir allí y que me pase lo que me pasó con las chicas de Formentor y con las de la Plaza España de Roma. Cualquier día, si me entero de algún viaje a Dinamarca, me planto en Copenhague a ver si veo aquellas bonitas chicas de ensueño. ¡¡Ay...!! Mucho más difícil encuentro lo de realizar otro gran sueño; el de ir a la isla caribeña de Puerto Rico a ver qué hay de verdad sobre aquello que relataba Lorenzo González en la canción La niña de Puerto Rico | http://youtu.be/FM0MRb-GA-M
LA NIÑA DE PUERTO RICO
Letra de M. Ortega y Mario M. Montes
Música de Manuel Álvarez Maciste
La niña de Puerto Rico,
¿por quién suspira?
sus ojos se llenan de agua
cuando me miran,
la niña que antes reía
hoy sólo llora;
qué tiene la niña buena
que su alegría se le acabó,
su risa de cascabeles
en sufrimiento se convirtió.
Dicen que llora por un cariño
que sin clemencia la abandonó,
Dios le dé fuerza para olvidarlo
y nunca la hermosa niña
de Puerto Rico llore por él
y entonces vuelva a alegrarnos
con esa risa de cascabel.

La niña de Puerto Rico,
¿por qué suspira?
suspira porque un boricua
su amor inspira,

la niña que estaba triste
es cascabel
y en su carita morena
sus labios rojos destilan miel
sus ojos que son candela
hacen a todos estremecer.

(instrumental)

y en su carita morena
sus labios rojos destilan miel
sus ojos que son candela
hacen a todos estremecer.

Ay como danza, ay como mueve
sus lindos hombros para bailar,
todos la siguen para adorarla
y nunca la hermosa niña
de Puerto Rico quieta se está,
parece una muñequita
que le dan cuerda para bailar.

Dejadme; no os compadezcáis de mí. Yo ya no tengo arreglo. Todavía tengo por ahí una docena de canciones que me siguen bullendo en mi cabeza y no pierdo las esperanzas de ir a comprobar cuánto de verdad encierran sus románticos argumentos. ¡¡¡Ay, ay, ay, ayyyy...!!!
recreación de lo que pudo haber sido y no fue